Elaboración y Denominación de Origen

Plata

Existen diferentes valores en plata, 999, 950, 925 y 800.

Es el más común de los metales preciosos y para aumentar su durabilidad se alea con otros metales. Como el oro, la plata es fácil de trabajar por lo que se adecua a cualquier tipo de pieza; La plata es blanda por lo que si se trata con descuido se llega a abollar, rayar o empañar por lo que requiere una limpieza regular.

Si su pieza tiene algún tipo de baño, éste puede llegar a desgastarse y desaparecer por lo que es necesario hacer uno nuevo. La plata se empaña cuando está en contacto con componentes de sulfuro del aire. Existen diferentes niveles de pureza de la plata:

foto 1 plata .999

Niveles de Pureza

PLATA PURA
PLATA .950
LA PLATA .925

La plata en su estado natural es moldeable

por lo tanto los artesanos no pueden trabajar en ella ya que se deformaría, por esto hay que mezclarla con otros metales para darle mayor resistencia. El hecho de que lleve la marca 925 es garantía de su composición y calidad; En gabela todas nuestras piezas están marcadas al menos que el tamaño de la pieza no nos lo permita ya que se corre el riesgo de que se deforme la pieza a la hora de quintarla y ponerle el número 925.

 

E_05
E_04
E_02

Oro

El oro es uno de los metales preciosos más nobles que existen

Es un metal denso, blando y maleable; En joyería casi siempre va aleado con otros metales como plata, cobre o paladio. La pureza del oro se mide en quilates.

  • Oro de 24 quilates: Oro puro, es demasiado blanco para trabajar en joyería por lo que se tiene que alinear con otros metales para darle más dureza.

  • Oro de 18 quilates (750): 75% de oro fino de 24 quilates y el resto de otro metal que puede ser plata o cobre.

  • Oro de 14 quilates: 58.33% de oro fino y el resto de otros metales. Este oro es de menos calidad que el oro de 18.

  • Oro de 10 quilates: 41.7% de oro.

fotoprincipal-2

Platino

El platino es el más usado en anillos de compromiso y alianzas ya que es durable y resistente y lo hace un producto seguro para un diamante o gema preciosa.

El platino es blanco por naturaleza por lo que conservará su pureza siempre. Las piezas en platino son caras ya que el metal en sí es más caro que el oro y es mucho más duro y menos maleable que el oro, por lo que para fabricar una pieza de platino se necesita mucho más tiempo en la mano de obra.

 

portada