Cuida tu Joyería

Limpieza de las perlas

Nunca uses detergentes, cloro o ningún tipo de blanqueador para limpiarlas ya que pueden dañar la superficie de las perlas.

No uses cepillos o fibras ya que pueden rayar las perlas.

Después de usar las perlas puede limpiarlas utilizando un trapo suave.

Engarzado de las Perlas

Cualquier collar / pulsera puede necesitar un reengarzado dependiendo su uso. Si el hilo se llega a mojar no se podrá secar, por lo que, eventualmente se romperá.

 

Perlas

La perlas necesitan que el aire circule entre ellas.

No use sus perlas mientras aplica algún perfume, crema o spray, ya que estos productos contienen químicos que puede dañarlas. Lo mejor es que se las ponga cuando lo que se aplicó este seco.

No nade ni se bañe con las perlas puestas, no le hace daño a la perla pero al hilo si.

Para retirar un anillo de perlas debe sujetarlo de la argolla así previenes que la perla se afloje.

Plata y Oro

El almacenamiento y cuidado de tu joyería es importante para que estas se conserven en buen estado por más tiempo.

Almacena tus piezas en un ambiente fresco.

Es recomendable utilizar un empaque sellado para evitar que la plata se empañe.

NO te bañes con la joyería en agua salada o en agua tratada con cloro u otras sustancias ya que pueden dañarlas y decolorarlas.

NO lleve joyas en playa.

La sal de la piel es otra sustancia que puede afectar su pieza.

NO colocarse maquillaje, perfume, cremas o algún producto similar debajo ni sobre ellas.

Luego de ponerse perfume espere unos minutos antes de usar su joyería; ; los productos químicos de los perfumes pueden decolorar e incluso corroer la superficie de estos materiales.

NO mezclar la joyería en plata u oro con otros metales.